Premio Bosque del Año 2024
06
Feb

Empezamos con una idea y acabó ganando el Premio al Bosque del Año 2024

Compartir

En un año marcado por la incertidumbre y la adversidad, surgió una historia de esperanza y renovación en un rincón olvidado de Castilla y León. En el año 2020, mientras el mundo se enfrentaba a la pandemia del COVID-19, nosotros, en colaboración con la Asociación Bierzo Vivo, nos embarcamos en un proyecto audaz y transformador: la creación del primer bosque terapéutico de la región, ubicado en el encantador bosque de castaños de Villar de los Barrios.

Recuerdo claramente la primera vez que pusimos un pie en ese bosque. Era un lugar de una belleza sobrecogedora, pero también marcado por el abandono y la enfermedad. Los majestuosos castaños, afectados por el chancro, parecían susurrar su dolor al viento, mientras que el bosque en su conjunto parecía sumido en un letargo perpetuo, apenas conocido más allá de los confines del pequeño pueblo que lo albergaba (Villar de los Barrios) muy cerquita de Ponferrada.

Conmovidos por la belleza y el potencial de este lugar, decidimos que era hora de tomar acción. En colaboración con la Asociación Bierzo Vivo, nos propusimos impulsar este proyecto de Bosque Terapéutico, para devolverle su esplendor y convertirlo en un espacio de sanación y renovación para la comunidad.

Si quieres saber más de qué van los proyectos que hacemos de Bosques Terapéuticos, en este vídeo te lo explicamos mejor:

El primer paso fue claro: necesitábamos contar la historia de este bosque olvidado al mundo. Así nació la idea de crear un documental que capturara la magia y el potencial de este lugar único. Lo que comenzó como un proyecto modesto pronto se transformó en algo mucho más grande y profundo. Nuestro equipo se sumergió en la tarea de documentar la historia del bosque, entrevistando a lugareños, investigando su historia y mostrando su belleza en cada fotograma. Lo que emergió fue mucho más que un simple documental; era un testimonio del poder de la naturaleza para sanar y renovar, y de la capacidad del ser humano para restaurar lo que una vez fue perdido.

Si todavía no lo has visto, te lo dejamos aquí para que lo puedas ver cuando quieras (te recomendamos verlo en la TV para disfrutar de la música, los sonidos y las imagenes). Su título es La Llamada del Bosque.

El impacto de nuestro documental fue inmediato y profundo. A medida que las imágenes del bosque comenzaron a circular, la gente de todo el mundo se sintió atraída por su historia, teniendo mucha repercusión en prensa nacional y regional. Se organizaron campañas de limpieza, se llevaron a cabo sesiones de baños de bosque y se implementaron tratamientos para combatir el chancro. El bosque cobró vida de nuevo, y su resurgimiento se convirtió en una fuente de inspiración para todos los que lo conocían.

Si tienes más curiosidad, aquí puedes ver un reportaje que hizo la TV donde puedes ver cómo se creó el proyecto:

Y así, llegamos al año 2024, un año de celebración y reconocimiento. El bosque que una vez fue abandonado y olvidado fue galardonado con el prestigioso título de Bosque del Año. Fue un momento de orgullo y gratitud para todos los que habían contribuido a su renacimiento, especialmente para la incansable Asociación Bierzo Vivo, verdaderos guardianes del soto, que habían liderado el proyecto con tanta pasión y compromiso.

Mirando hacia atrás en este viaje increíble, nos damos cuenta de que esta historia encierra los mismos valores que siempre hemos promovido en nuestros proyectos:

El Poder de las Historias Bien Contadas: Cada imagen, cada palabra de nuestro documental resonaba con la pasión y el compromiso de quienes lo crearon. La historia del bosque se convirtió en una fuente de inspiración y esperanza para todos los que la vieron.

La Fuerza de la Colaboración: Este proyecto demostró lo que se puede lograr cuando las personas se unen por una causa común. Desde la comunidad local hasta los voluntarios internacionales, cada persona que contribuyó desempeñó un papel crucial en el resurgimiento del bosque.

La Importancia del Propósito: El propósito de restaurar y preservar el bosque fue el motor que impulsó a todos los involucrados en este proyecto. La determinación de ver al bosque recuperarse guió cada paso del camino.

Pero nuestra historia no termina aquí. En nuestra misión de hacer del mundo un lugar más saludable y natural, creamos proyectos que integran la naturaleza en la vida de las personas. Nos enorgullece especialmente facilitar el contacto con la naturaleza para aquellos en situaciones de vulnerabilidad, como hospitales, residencias y centros de discapacidad. Te invitamos a explorar nuestros proyectos de jardines terapéuticos, donde la naturaleza se convierte en un aliado en el camino hacia la curación y el bienestar.

Descubre el proceso que llevamos a cabo para la creación de un Jardín Terapéutico en un Hospital

Conclusión

Nuestra odisea ha sido larga y desafiante, pero el bosque que una vez estuvo olvidado ahora brilla con un nuevo resplandor. Unidos, hemos demostrado que con pasión, colaboración y propósito, podemos lograr grandes cosas. Y aunque nuestra historia ha llegado a su fin, la historia del bosque del año 2024 está apenas comenzando.

Nos gusta decirlo, y lo decimos con humildad, pero realmente la mayoría de los proyectos que realizamos tienen un verdadero impacto potente en la sociedad . Siempre hemos querido que nuestro paso por las organizaciones o instituciones represente un antes y un después. Y esta historia, es un caso claro de ello.

Trabajar de la mano con la naturaleza nos ha permitido conectar con nuestra esencia y entender la importancia de vivir una vida plena, feliz y tranquila. Por eso, en Simbiotia, hacemos énfasis en la importancia de la humanización de espacios y en la búsqueda de alternativas naturales para la salud. 

No dudes en contactarnos si tienes cualquier tipo de consulta o si os gustaría realizar algún proyecto. Hablemos¡

→Síguenos en nuestro canal de  aquí 


Compartir