tecnología y humanización de la salud
05
Nov

Tecnología y humanización de la salud: ejemplos sobre cómo humanizar la calidad asistencial

Compartir

Hoy queremos hablar en nuestro blog sobre tecnología y humanización de la salud. Dos términos que, lejos de ser antagónicos, están llamados a formar una combinación fundamental para humanizar la asistencia sanitaria en el futuro y mejorar la vida de las personas.

Si nos sigues sabrás lo importante que resulta para nosotros la humanización en la salud y todos los aspectos relacionados. Es por eso por lo que en este artículo nos centraremos en el interesante papel que tiene (y tendrá) el binomio tecnología-salud en los procesos de humanización asistencial del futuro.

Para ello contamos con dos invitados de excepción como son Eva Aurín (responsable del Área de Innovación del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona) y Roger Pastor (director de la Human Business School) que nos darán una visión más amplia sobre las grandes ventajas de la tecnología y la humanización hospitalaria y cómo puede aplicarse en multitud de áreas.

¿Por qué unir la tecnología a la humanización en salud?

Estamos en una época donde la transformación tecnológica es cada vez más frenética, algo que sin duda se ha acelerado a raíz de la pandemia de COVID-19, donde la tecnología ha jugado un papel clave en la humanización de los cuidados de los pacientes. Ante esta situación no son pocas las personas que se preguntan si estos avances tecnológicos y la digitalización de la salud que ello conlleva suponen una amenaza para mejorar la humanización de la asistencia sanitaria.

No podemos olvidar que una gran parte de los avances tecnológicos conseguidos hasta el momento han sido en cierto modo contraproducentes, ya que han alejado a las personas de los centros asistenciales creando situaciones de deshumanización. Ahora bien, esto no es precisamente culpa de la tecnología, sino del enfoque o el propósito que se le ha venido dando.

Si bien no se puede evitar que las personas tengamos que estar en los hospitales y centros asistenciales, sí puede usarse la tecnología como catalizador para la humanización de la asistencia sanitaria. O lo que es lo mismo: hacer que la experiencia sea más agradable y cómoda. En resumen, más humana.

Y es que a pesar de que el término tecnología no suele asociarse a aspectos emocionales, la unión de digitalización y humanización puede mejorar la asistencia sanitaria. De la misma manera que los espacios comerciales o las empresas siguen implementando la tecnología para trabajar de forma más eficiente, en los últimos años ha surgido también un creciente interés en la transformación y digitalización de los hospitales y todo tipo de centros asistenciales.

Buena prueba de este creciente interés son distintas iniciativas que se han llevado a cabo en varios hospitales en las que también han colaborado diversas empresas que han aportado su expertise. Veamos a continuación algunos ejemplos sobre como la tecnología puede ayudar a la humanización y mejorar la experiencia de los usuarios. Y si antes quieres saber más sobre la humanización en salud no te pierdas el siguiente vídeo.

Ejemplos de tecnología y humanización en salud

Habitaciones digitales de hospitales

Son ya varias las iniciativas de este tipo que se han puesto en funcionamiento en España. La Fundación Jiménez Díaz y los hospitales universitarios Rey Juan Carlos (Móstoles), Infanta Elena (Valdemoro) y General de Villalba (Collado Villalba), todos ellos integrados en la red sanitaria pública de la Comunidad de Madrid han apostado por las habitaciones digitales o smart rooms como su estrategia más destacada para conjugar tecnología y humanización sanitaria.

La idea de este tipo de habitaciones es que el paciente tenga acceso a dispositivos electrónicos como tablets o smartphones para que reciba la atención y los recursos necesarios durante su estancia. Desde su dispositivo el paciente puede consultar sus citas, informes médicos en tiempo real e incluso recomendaciones que le permitan recuperarse mejor.

Sin embargo, el punto fuerte de este tipo de sistemas es la importante mejora de la comunicación que pueden suponer para cualquier hospital o centro asistencial. Y es que la tecnología permite que los pacientes pueden resolver sus dudas mediante videollamadas o chats sin que el personal asistencial tenga que salir de su centro de control, redundando esto en más humanización y eficacia en la gestión de los recursos.

Una APP para humanizar la salud

Otro gran ejemplo de tecnología y humanización en la salud es un proyecto que realizamos en Simbiotia para la sala de espera de un hospital oncológico. Al abordar este proyecto nos dimos cuenta de que una de las fuentes que generaban más ansiedad y estrés tanto a los pacientes como a los acompañantes de estos era el hecho de tener que estar constantemente mirando la pantalla para no perder el turno de su cita. Y más teniendo en cuenta que muchas de las esperas podían llegar a ser de hasta 5 horas.

Nuestra propuesta fue algo tan sencillo como crear una aplicación móvil gracias a la que estar al tanto en todo momento de la cita. Los pacientes solo deben hacer el check-in a la llegada al centro y seguir la información de la cita en la APP de su smartphone. De esta forma, pueden gestionar el tiempo como quieran e incluso salir a pasear o a comer si la espera se alarga. Un perfecto ejemplo de cómo aplicar tecnología puede solucionar un problema y contribuir a humanizar la salud.

Si te interesa profundizar sobre este proyecto en el vídeo de arriba podrás conocer la metodología que utilizamos y cómo fue todo el proceso.

Vital Minds de Philips

El proyecto VitalMinds de la conocida empresa Philips, líder mundial en tecnología de salud, pone a disposición de los centros asistenciales una serie de dispositivos y software específico para reducir los episodios de delirio, alucinación, confusión y desorientación que se pueden experimentar durante la estancia en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

De este modo, la multinacional desarrolló para el Hospital Marien en Wesel (Alemania) un sistema que combina la gestión de la luz y el sonido con terapias de luz (VitalSky) que respetan los ciclos circadianos. Esto junto a la formación del personal y los servicios de consultoría permitió a este centro reducir el delirio y mejorar la recuperación del paciente en la UCI.

Asistentes Digitales de Información del paciente quirúrgico

Otro ejemplo de tecnología y humanización sanitaria fue el de la Unidad de Innovación del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital de La Princesa de Madrid que desarrolló un sistema para que los familiares y acompañantes de los pacientes obtengan en tiempo real información fundamental sobre el proceso en el que se encuentra durante la operación quirúrgica.

La comunicación se realizaba a través de canales de mensajería como WhatsApp o Telegram donde se podía preguntar de forma natural el estado del paciente. Un asistente respondía de inmediato informando si estaba en espera, en preparación anestésica, dormido, en operación, en sala de despertar, en reanimación o en planta. Una excelente forma de evitar esos períodos de espera en los que es inevitable que los familiares no sientan estrés o ansiedad por la situación del paciente.

Te recomendamos mirar el último vídeo que ha preparado Albert Cervera explicando las 9 claves de éxito, según su experiencia, para realizar un plan de humanización innovador y efectivo que también tenga la tecnología como uno de sus pilares.

Inteligencia artificial y realidad virtual para humanizar la salud: más ejemplos sobre tecnología y humanización

Eva Aurín, responsable de Innovación del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona y profesora del Máster eHealth de La Salle, también nos da su propia visión y ejemplos de cómo la tecnología y la innovación pueden mejorar la asistencia sanitaria. En su opinión, la tecnología debe ser una herramienta más para hacer más humana la asistencia sanitaria y debe tener en cuenta siempre al paciente antes de implementarla.

Eva destaca, por ejemplo, como la inteligencia artificial puede ayudar al diagnóstico temprano de ciertas enfermedades, lo que permitirá tratar antes y con el mejor tratamiento posible a los enfermos. Por su parte, Roger Pastor, director de la Human Business School, subraya el ejemplo de compañías como Savana o IOMED que literalmente “están utilizando la inteligencia artificial para hacer un mundo de cosas para mejorar la calidad asistencial y la humanización”.

Ambas compañías usan la inteligencia artificial y el Big Data para realizar tareas tan importantes como estructurar las historias clínicas o el apoyo al diagnóstico, transformando la información en datos codificados y estructurados que mejoran la investigación y la interacción de los médicos con la información. Esto permite a los profesionales ofrecer una mejor atención a los pacientes, sin tener que centrarse tanto en datos y en el software, centrándose en lo importante, el contacto humano.

tecnología y humanización de la salud

Aurín nos comenta también como la realidad virtual ha llegado para quedarse, tal como demuestran algunos ejemplos de aplicación exitosa que se han dado ya en el área de la salud infantil. Esta tecnología se ha demostrado eficaz por ejemplo en procedimientos invasivos en niños como podrían ser una punción lumbar o una extracción de sangre, permitiendo que los pequeños se aíslen mediante el uso de gafas de realidad virtual que reproducen un entorno agradable.

La realidad virtual tiene también cabida en los cuidados paliativos infantiles. Diversos proyectos piloto han experimentado con ella para crear escenarios 360º que permiten a estos niños (que no pueden moverse por su situación) acudir virtualmente a un cumpleaños de uno de sus amigos o realizar cosas tan simples como dar un paseo por el parque.

tecnología humanización sanitaria

Por último, Roger nos habla de un interesante proyecto donde tecnología y humanización en salud se dan la mano. La compañía automovilística Hyundai donó al hospital infantil de Sant Joan de Deu un prototipo de minicoche eléctrico que cubre la parte experiencial desde el traslado de la habitación hasta la sala de tratamiento. El coche utiliza múltiples tecnologías como el reconocimiento facial y la monitorización del ritmo cardíaco para ofrecer información a los doctores sobre la ansiedad y el estrés de los pequeños. Asimismo, el prototipo emplea canciones, fragancias, sonidos o juegos para crear un ambiente propicio y preparar al niño antes de entrar en la sala de tratamiento.

Conclusiones

Cómo has visto, existen muchos ejemplos donde la tecnología está haciendo la asistencia sanitaria más humana. Sin embargo, no podemos olvidar que los avances tecnológicos también pueden convertirse en el aliado que consolide un paradigma preponderante de atención médica basada en la mercantilización y la deshumanización. Y tú, ¿conoces otros proyectos sobre tecnología y humanización de la salud? ¿Qué ideas se te ocurren?

Desde Simbiotia nos gustaría realizar un llamamiento a todas aquellas organizaciones o instituciones que quieran crear proyectos innovadores y alternativos para humanizar la asistencia a través de la tecnología. Pueden contactar con nosotros, estaremos encantados de comenzar a colaborar.

→ Síguenos en nuestro canal de   aquí   


Compartir