salud ocupacional trabajo
13
Ene

Salud ocupacional: qué es y qué beneficios aporta a la empresa

Compartir

La salud ocupacional, como entidad multidisciplinaria que es, se enfoca en la consecución del más completo estado de bienestar físico, mental y social de los trabajadores en el desempeño del trabajo. En España esta actividad se asocia, habitual y erróneamente, a la Prevención de Riesgos Laborales, aunque en esencia no sean lo mismo, ya que la PRL engloba menos disciplinas. 

La salud ocupacional abarca diversas áreas, enfocándose sobre todo en prevenir y controlar los riesgos laborales, disminuir las enfermedades y los accidentes asociados a cualquier tipo de trabajo, aspectos que cada vez más personas son conscientes de su importancia. Valga como ejemplo el interés cada vez más creciente de los líderes de las empresas en fortalecer una cultura empresarial centrada en mejorar la salud laboral a través de la creación de espacios de trabajo saludables.

Según cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), cada año fallecen aproximadamente más de 2 millones de personas a causa de enfermedades y accidentes laborales. Además, se registran más de 200 millones de casos por dolencias profesionales al año. Asimismo, las enfermedades no transmisibles en la oficina también causan de forma directa o indirecta que cada país pierda hasta un 6% de su PIB. Es por ello que la salud ocupacional debería ser algo prioritario y un aspecto que todas las empresas y el Estado deben garantizar.

Pero… ¿qué es realmente la salud ocupacional? ¿Qué ventajas tangibles aporta a las empresas u organizaciones? En el artículo de hoy aclararemos muchos de estos conceptos y mostraremos cómo es posible mejorar la salud de las personas en el trabajo a través de esta disciplina.

¿Qué es la salud ocupacional?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la definición de salud ocupacional es la siguiente: “actividad que promueve la protección de la salud de las personas activas, intentando controlar los accidentes y enfermedades causados por el desempeño laboral y reduciendo las condiciones de riesgo”. 

Aunque esta definición es correcta, en Simbiotia abogamos por un concepto más completo que tenga en cuenta una visión holística de la realidad de las actuales empresas. Por tanto, podríamos decir que la salud ocupacional es el “conjunto de actividades cuyo objetivo es el fomento y mantenimiento del más alto grado posible de bienestar físico, mental y social de los trabajadores, promoviendo la adaptación del trabajo a la persona y de la persona a su trabajo”.

salud ocupacional estrés trabajo

 

La salud ocupacional es realmente importante por el efecto significativo que tiene en la calidad de vida en el trabajo y en la calidad de vida de cualquier trabajador. Y es que, aunque en sus orígenes, esta disciplina nació con el objetivo de ayudar y proteger a aquellos trabajadores más expuestos al riesgo físico, en la actualidad, incluye a los trabajadores de cualquier profesión. Es por ello, que la salud ocupacional no sólo se ocupa de vigilar la seguridad en el trabajo y las condiciones físicas del trabajador, sino también las condiciones psicológicas. Tiene como objetivo ser un apoyo al trabajador y mantener su capacidad de trabajo en la empresa.

La salud ocupacional en los entornos de trabajo del siglo XXI

No cabe duda de que en los últimos años ha habido un cambio de tendencia en la prevención de riesgos laborales, pasando del mero objetivo de evitar accidentes, a la promoción de la salud ocupacional para conseguir tener empleados sanos y felices. No obstante, esto ya no es algo exclusivo de las grandes compañías, con estrategias de empresa saludable, que disponen de muchos recursos, sino que es una práctica que adoptan cada vez más las diferentes compañías alrededor del mundo.

Muchos estudios a nivel mundial demuestran que una baja productividad debido al estrés puede provocar, no solo una carga laboral perjudicial, sino un espacio colaborativo poco saludable para el conjunto de los trabajadores. En este sentido, datos de la OMS indican que los trastornos por depresión, ansiedad y estrés, cuestan a la economía mundial más de 1 billón de dólares anual en pérdida de productividad.

Ante este panorama, el diseño biofílico, inspirado en la atracción y conexión que siente el ser humano de forma innata por la naturaleza, atesora un inmenso potencial para revertir las citadas problemáticas. Con el objetivo de reconectar al usuario con el medio natural y mejorar de ese modo su salud, bienestar, productividad y creatividad, desde Simbiotia recomendamos a las empresas invertir en la calidad de los espacios de trabajo a través de la integración de elementos naturales. De este modo, las compañías percibirán una mejora visible de sus resultados gracias al aumento del bienestar y felicidad de sus trabajadores.

salud ocupacional

Simbiotia ha apostado desde sus inicios por el diseño biofílico como filosofía clave en el diseño de oficinas por el positivo impacto que genera sobre los empleados y sobre la salud ocupacional de la compañía. Cada vez son más los estudios e informes que avalan el uso de la biofilia como una herramienta para mejorar la salud física y mental. Estudios como el informe Human Spaces “El impacto global del diseño biofílico en el espacio de trabajo”, han demostrado de forma inequívoca los numerosos beneficios que aporta la presencia de elementos naturales en los espacios de trabajo en el bienestar y la salud de los empleados. En el siguiente vídeo puedes ver un ejemplo del último proyecto que hemos realizado de transformación de una empresa de ingeniería:

El impacto en la salud de las personas de los diseños biofílicos en el lugar de trabajo

Como acabamos de comentar, cada vez hay un número creciente de estudios científicos que revela que el diseño vinculado con la naturaleza ejerce efectos significativos sobre la experiencia del trabajador, impactando en su salud física y mental. Pero esto también se da no solo en el trabajo, sino en una amplia gama de sectores como los entornos educativos, los entornos sanitarios, espacios recreativos o entornos comunitarios, donde se está demostrando que el contacto con la naturaleza tiene un impacto profundo en la calidad humana y en la calidad de vida.

Los beneficios del contacto con la naturaleza suelen depender de la experiencia repetida. Como es lógico, las personas poseen una inclinación inherente a un vínculo con la naturaleza, pero como gran parte de lo que nos hace personas humanas, esta tendencia biológica necesita ser alimentada y desarrollada para ser funcional.

Por eso, en la actualidad, donde desafortunadamente hay una problemática con la desconexión del mundo natural, resulta más necesario que nunca tener en la biofilia un aliado clave en la lucha contra unos niveles crecientes de estrés, además de como una filosofía necesaria para conseguir la satisfacción de los empleados y mejorar sus niveles de bienestar. No cabe duda de que la mejora del entorno usando técnicas de diseño biofílico garantiza que la fuerza de trabajo maximice su capacidad de estar saludable, sana y feliz y, por tanto, contribuye a elevar los niveles de salud ocupacional de la compañía.

Para entender bien el ejemplo de biofilia, te dejamos un vídeo donde lo explicamos y mostramos algunos ejemplos muy inspiradores. Recordad este concepto porque es una tendencia que ha venido para quedarse:

Te invitamos a conocer mucho más sobre nuestras intervenciones en la sección de Entornos Terapéuticos Corporativos de nuestra página web, donde nuestro equipo de profesionales se nutre de las últimas investigaciones científicas para mejorar la salud, rendimiento y bienestar de las personas. ¿Te sumas al cambio en la mejora de la salud ocupacional?

📞📧 No dudes en contactar con nosotros para cualquier duda o comentario.

→ Síguenos en nuestro canal de  aquí   


Compartir